93 713 40 95

Resultados de gran precisión y duraderos, en diferentes materiales y superficies

La tampografía es una técnica relativamente nueva que permite marcar y personalizar una gran variedad de superficies, incluso irregulares. Es capaz de trabajar casi sobre cualquier material: madera, metal, plástico, vidrio… y permite una gran definición incluso con textos y logotipos pequeños.

Así, la tampografía es muy utilizada para personalizar artículos de dimensiones reducidas como llaveros, bolígrafos, tazas, mecheros, identificadores de maleta, cargadores portátiles, gafas de sol… ¡Una gran variedad de artículos que puedes imprimir con tus diseños o tu imagen corporativa!

Además, la tampografía ofrece resultados duraderos y a precios muy asequibles.

Los orígenes de la tampografía están en la industria relojera y de la cerámica, y parece que fue en el siglo XX cuando se generalizó su uso. A finales de los años 60 y principios de los 70 aparecieron almohadillas de silicona y equipos más avanzados que lo convirtieron en un método de impresión práctico y que, por su capacidad de trabajar en todo tipo de superficies, rápidamente captó la atención de ingenieros y diseñadores. De aquí su producción masiva.

Actualmente nuestras tecnologías de tampografía nos permiten conseguir resultados óptimos en muy poco tiempo. Dibujos nítidos y duraderos en todo tipo de superficies.
Se trata de una técnica de impresión indirecta. En nuestro taller de tampografía grabamos el logotipo o texto a grabar en una placa revestida de emulsión fotosensible, el cliché. Las incisiones se rellenan de tinta y a continuación un tampón toma una parte de tinta y la transfiere al objeto. Se trabaja con tintas de secado rápido lo que permite también impresiones policromadas “húmedo sobre húmedo”.

Aunque el sector de la publicidad y de los regalos promocionales ha sido uno de los grandes beneficiados por la generalización de la tampografía, es interesante saber que esa técnica también se utiliza en sectores como la electrónica, la telefonía móvil, la automoción, la impresión de material deportivo, envases… ¡También realizamos serigrafía industrial!